10 T Cnicas De Acuerdo A Las Escrituras

Geografia i diversidad cultural en el ensayo tdc Primer ensayo con los bailarines

Si cerca de un de los padres la epilepsia, la probabilidad de su aparición a su hijo compone cerca de 6 %, e.d. en 3 - 6 veces más, que para la mayoría de las personas. Al mismo tiempo esto habla sobre lo que cerca de 94 % de los niños de la epilepsia no será. Si la epilepsia a los dos padres, el riesgo para el niño se aumenta hasta 10 - 12 %. Más a menudo hay una epilepsia al niño si a los padres los ataques epilépticos tenían no, y el carácter.

Esto se refiere a aquel caso, cuando no hay ningunas causas de suponer la enfermedad primaria del cerebro. A este grupo, excepto de los ataques, se refieren los ataques del período de la pubertad, los ataques de noche convulsivos, también algunas formas de la epilepsia con mioklonicheski-astático por los ataques.

La epilepsia surge muy raramente después de las heridas de la cabeza insignificantes. Todos los padres saben que las caídas y los magullados - la misma parte integrante del crecimiento, como las enfermedades infantiles, por eso l vivir en el miedo constante que el niño puede tropezar. Además, es necesario comprender que no cada ataque epiléptico se ofrece por la caída. Debe tener en cuenta sin embargo que los niños son muy vulnerables. Hasta un fuerte cuneo del niño, especialmente el niño, es capaz de poner el daño a su salud intelectual y física y llevar a los ataques epilépticos o el atraso intelectual. Si a vuestro hijo han surgido los calambres en seguida o en algunas horas después de la herida de la cabeza, podéis ser tranquilizados por aquel hecho que los ataques semejantes repeten raramente. Sin embargo los ataques que se han desarrollado en algunos meses o los años después del daño del cerebro, repeten mucho más a menudo. Los ataques posttraumáticos se desarrollan más despacio a los niños. Pueden aparecer hasta en 25 años después de la herida de la cabeza.

Es necesario conocer la opinión del médico, dirigirse en el grupo de la ayuda mutua es ayudará hacer la elección correcta de la táctica de la conducta. Casi todas las personas con los ataques epilépticos han pasado el período de la seguridad de la posibilidad del cese espontáneo de los ataques y tienen a su cuenta propio juicio.

La EPILEPSIA - la enfermedad crónica del cerebro, que caracteriza por los ataques repetidos, que surgen como resultado de excesivo de la actividad y se acompañan de las manifestaciones distintas clínicas y paraclínicas.

Por falta de los ataques durante mucho tiempo algunas personas cuentan posible independientemente cesar el tratamiento o bajar la dosis de los preparados con el objetivo de evitar sus efectos secundarios. En estos casos es a menudo el reanudamiento de los ataques en una variante más pesada, y es frecuente el desarrollo del estatus epiléptico. Especialmente el cese agudo de la recepción de los preparados del grupo del fenobarbital y la benzodiazepina.

A veces, si la persona con la epilepsia se dormirá 2-3 horas después, a él puede comenzar el ataque. Si él decide completar estas horas por un despertar más avanzado, esto no sólo no ayudará, y puede causar daño. Es que es importante aquí no la duración del sueño, y su regularidad (el mismo tiempo del adormecimiento y el despertar). Si la persona con la epilepsia no ha dormido, el ataque puede surgir durante un despertar más avanzado o el despertar súbito a la intervención de alguien de los próximos.

Esto es posible. No todas las personas con los ataques epilépticos llaman al médico y se quedan bajo su observación. Esto pasa habitualmente entonces, cuando los ataques cesan o como resultado del tratamiento, o es espontáneo, sin tratamiento. Puesto que el contacto con tales personas se pierde, la información sobre la cantidad de los casos de la autocuración no es bastante exacta. Después de una serie de las investigaciones, en que eran abarcados y también los pacientes, que no llamaban al médico, debe reconocer que cerca de la parte considerable de estas personas, es aproximado cerca de la mitad, después del tratamiento inicial o sin él los ataques cesan, hasta sin tratamiento ulterior. Esto se refiere a la mayoría de las formas de los ataques epilépticos. Debe tomar en consideración sin embargo que las causas de los ataques diferente, y por eso contar en lo que a pasarán sin tratamiento, no vale la pena.