5 Claves Para Dedicar

20 frases de olvido para acertar con tu abstract Dramatizacion de otra manera

En la distribución de la salinidad de las aguas superficiales es seguida la zonalidad condicionada ante todo por la correlación de las precipitaciones atmosféricas que caen y la evaporización. Reducen la salinidad el sumidero de la agua de río y los icebergs que se derriten. En las amplitudes, donde los depósitos cae más que se evapora, y es grande el sumidero fluvial, la salinidad de 34-35 por mil. En las amplitudes tropicales no basta depósitos, pero es grande la evaporización, por eso la salinidad compone 37 por mil. En las amplitudes moderadas la salinidad es próxima a 35, y en - menor (32-33, porque la cantidad de los depósitos es más grande aquí que la evaporización, es grande el sumidero fluvial, especialmente los ríos siberianos, es muchos icebergs, principalmente alrededor de Antártida y Groenlandia.

En la zona de muchas corrientes orientales fronterizas el factor principal que determina la distribución de la temperatura, la salinidad y las características químicas del agua en la superficie, es. tiene el significado importante biológico, puesto que gracias a ello las aguas profundas madurarán las sustancias nutritivas en las capas superiores del agua y a aquel contribuyen al aumento de la eficiencia del fitoplancton. Las zonas es biológicamente las regiones más productivas del mundo.

La formación del hielo reduce en parte considerable la interacción del océano con la atmósfera, deteniendo la difusión de la convección a la profundidad del océano. El traslado de calor debe realizarse ya a través del hielo - el conductor muy malo de calor.

Habitualmente la solidez del hielo de mar compone un tercio de la solidez del hielo de agua dulce del mismo espesor. Sin embargo el hielo viejo de mar (con la salinidad muy baja) o el hielo que se ha formado con la temperatura más abajo del punto de la cristalización del cloruro sódico, no cede por la solidez a los hielos de agua dulce.

En el hemisferio austral todo se ve de otro modo. Ancho (300 millas) y (3000) estrecho profundo de Dreyka - entre la América del Sur y Antártida - abastece el cambio de agua libre entre Atlántico y Silencioso por los océanos. Gracias a esto dirigido al este Antártico la corriente extiende hasta el fondo y a la cantidad de pago del gasto del agua resulta por la corriente grande del océano Mundial.

Imaginando en general el plan la circulación de las aguas oceánicas en forma del sistema de los torbellinos extensos anticiclónicos, es necesario notar que las corrientes, en la suma rotaciones que forman, se distinguen muy fuerte en sus partes diferentes. Las corrientes occidentales fronterizas, tales, como el Gulf Stream y Kurosio, - los flujos estrechos, rápidos, profundos con las fronteras bastante bien expresadas. Las corrientes, dirigidas al ecuador, en otra de las piscinas oceánicas, tales, como Californiano, Peruano y Bengalí, al contrario, los flujos anchos, débiles y superficiales con las fronteras imprecisas, algunos investigadores hasta cuentan que vale la pena pasar estas fronteras en a la parte de las corrientes de tal tipo.

La temperatura de toda la masa del agua oceánica cerca de 4 de Celsius. Los océanos frío. El agua en ellos se calienta solamente cerca de la superficie, y con la profundidad ella se es más frío. Solamente 8 % de las aguas del océano son más calientes 10 granizo., más de mitades son más frías 3 granizo. Con la profundidad la temperatura es cambiada con desigualdad.

Para la congelación del agua marina es necesario que o la profundidad sea pequeña, o más abajo de la capa superficial a las profundidades pequeñas se situaba el agua con una más alta salinidad. En existencia de poco profundo el agua superficial, hasta habiendose enfriado hasta el punto de congelación, será más fácil, que más caliente, pero un agua más salada que mete debajo.

El agua - más el cuerpo en la Tierra. Por eso el océano se calienta despacio y da despacio calor, sirve al acumulador de calor. En su parte cae más 2/3 absorbido solar las radiaciones. Es gastada a la evaporización, al calentamiento de la capa superior del agua hasta la profundidad alrededor de 300 m, también al calentamiento del aire.